domingo, 11 de abril de 2010

LUMBRE A LUMBRE


LUMBRE A LUMBRE


Yo nostalgio tu rostro, tu cuerpo claro,

y cómo te pienso lumbre a lumbre;

debería estar amándote esta noche,

esta noche estrellada en que tiritan los astros,

esta noche que está de ojos abiertos

y en la que el viento me tararea su balada.


Yo nostalgio tus besos encendidos

que borran la tristeza de mis noches

aunque encuentre tus trazos en las paredes

entre sombras inseguras.

Tengo que amarte aunque me duelas

como una lanza candente en el costado.


Yo nostalgio tu talle entre mis brazos

y tu beso infinito, te quise y te querré,

pero ahora te estoy amando desesperadamente

sobre las almohadas del deseo,

cómo no amar la rosa de tu boca,

cómo olvidar tus grandes ojos glaucos.


Yo nostalgio tu cuerpo si me faltas

y siento que he perdido una luna inapagable,

te busco y no te encuentro en esa noche

que se me hace inmensamente hueca;

que te amo, lo dicen mis versos

arropados por el calor de mis labios.


Yo te nostalgio cuando no estás conmigo,

mi voz bracea los ecos para encadenarte

para que existas mejor donde te quiero;

te querré y te he querido lumbre a lumbre

y soy la lluvia de abrir de tu olvido.


Pepe Martín

3 comentarios:

COMUNERO dijo...

Está usted un poco romántico eh?
Jaja, bueno, eso está bien, creo.

Un abrazote:
AAAAAUUUUUUUUMMMMFFFFFFFFFF

Pepe Martin dijo...

Amigo mío, son las circunstancias las que aprietan, je je je, un fuerte abrazo, Pepe

FRENESI dijo...

UMMMMMMM super romantico, su poema Pepe me invita volar mis pensamientos, diox.... besos....