jueves, 22 de octubre de 2009

LUZ DE ALTURA


LUZ DE ALTURA

El mío, el inagotable,
el que mana como una luz de tus alturas,
el que sin ser frío es un diamante,
el rayo azul que desde ti me apunta.

El tuyo, el de ala firme,
el que es perfecto como claro de luna,
el que es paloma que redime,
el halo que en tu entorno abunda.

Se nos hierve el amor en este potro,
se nos cae la vida entre ternuras,
se nos llena de amor el negro pozo
en este tiempo de azucena y calentura.

El tuyo, el adorable,
el que tiene delirios y locuras,
el que me inhala como respirable
sollozo de sus aventuras.

El mío, el que es suave,
el roce de una flor por tu cintura,
el que vuela por tu dermis como un ave,
el que en tu vientre juega sus escaramuzas.

Pepe Martín

6 comentarios:

la_gaviota dijo...

BELLOS VERSOS LLEVANDO LA ESPARANZA, VERSOS QUE NOS DEJAN SATISFECHO DEL VALOR DE LAS COSAS, CUANDO LEO UN POEMA ASI, NOS SENTIMOS PODEROS, SOMO DIOSES IRRADIANDO PASION, ENTONCES MI AMIGO PEPE, EL SUYO ES UN POEMA, QUE DA TERNURA Y DA SOBERANIA, UN ABRAZO

Maria José Acuña Belaustegui dijo...

Tu sensualidad siempre a flor de piel serrano, eres lo maximo, besos

CabezaDeMonte dijo...

Es curioso, amigo mío, como hablamos del amor en singular y aún siendo lo mismo distinguimos el propio y el del ser amado, con sus matices, sus colores, sus texturas.
Un abrazo,

Pepe Martin dijo...

Gracias Gaviota, tu mensaje es precioso y me hizo ilusión que fuera de tu agrado.Eres un cielo. Besitos, Pepe

Pepe Martin dijo...

Gracias Serranilla. tu amistad me sobrepasa. TQM. Un besito. Pepe

Pepe Martin dijo...

Gracias Cabeza de Monte, estás describiendo a un pintor y lo soy. un fuerte abrazo amigo, Pepe