miércoles, 24 de marzo de 2010

PRESENTE


PRESENTE


Yo quiero ser la carne que caliente,

la estatua de tu cuerpo que se hiela,

quiero ser de tu frente caracola

que, tras tu muerte, siga en ti presente.


Aún no se si es otoño o primavera,

si este es mi infierno o es mi gloria,

si este delirio mío es letanía

y yo me encuentro muerto y tú presente.


Aún es mía la mano compañera

que me tañe la prima que te ama,

tuyo es el adagio que me abruma,

porque estando muerta estás presente.


Tuyo el tiemblo de mi alma palpitante

que en la distancia mucho te requiere,

tuyo el enervo y esta arritmia loca

de un corazón que, vivo, es tu presente.


Tuyo el recuerdo y tuyos los aromas

que en flor enloquecían nuestros cuerpos,

húmedas nieblas cubren estos ojos,

que aunque muerta, te quieren ver presente.


Aún es tuyo el labio que te besa,

que recita tu cuerpo y sus donaires,

aún me sangra la raya de la boca

deseando la tuya tan presente.


(Pepe Martín)

4 comentarios:

COMUNERO dijo...

Diosss, es que escribes que da gusto. Me encanta pasear de vez en cuando y de vez en cuando detenerme aquí.

No sé si te molestará, pero para mí, esto, sólo lo puede escribir un maestro. Muuuyy bueno PEPE.

Pepe Martin dijo...

Gracias amigo Comunero, nada que venga de ti me puede molestar aunque me parezca un poco excesivo, eres un buen amigo, Un fuerte abrazo, Pepe

CabezaDeMonte dijo...

Me gustó mucho, Pepe, y me recordaba mucho a Hernández, al que leo y releo sin remedio.
ABrazos,

Pepe Martin dijo...

Gracias Cabeza de Monte por tu lectura, Ya quisiera yo parecerme un poquito a Hernández. Un fuerte abrazo, Pepe