domingo, 21 de marzo de 2010

TÚ, YA NO ERES TÚ


TÚ, YA NO ERES TÚ.


Pero tú ya pasaste,

y aunque mi alma aún te guarde intacta,

tú, ya no eres tú,

esta noche no me vengas con tus cuentos

aunque me veas girar la ruleta del tiempo

conservando el idilio que ahora es tu pasado.


Tengo colgada en mi alma el viejo cuadro

y estoy sentado enfrente de puntillas

para no desgastarlo.

Quiero seguir amándote cual eras…

viva perduras al alcance de mi mano,

he conservado intacta tu piel de pétalo,

rosa desnuda,

aún te siento tibia entre mis brazos.


Me vienes envuelta en tormentas de arena

trayéndome desilusión, propuestas de olvido

y el estrabismo de otros sentimientos.


Vienes con una marea de palabras y uñas

retorciendo el diámetro de mis círculos

como bípeda humana

de cola corta y cuernos largos

teniendo como oficio ser escombro caminante.


Déjame las buenas intenciones de alas blancas

sin que sean derretidas en tu vuelo

necrópolis de ideas y desinfladas palabras.


Deja yacer aquél amor

tan finamente muerto,

aunque yo lo tenga resucitado en mi alma.


Vete, vete y recuerda lejana tu fortuna

entre huesudos ceros.


Pepe Martín

2 comentarios:

COMUNERO dijo...

Pero tú ya pasaste,
y aunque mi alma aún te guarde intacta,
tú, ya no eres tú,


Como siempre, GENIAL. Un abrazo.

Pepe Martin dijo...

Gracias amigo comunero, como siempre tan amable, Un fuerte abrazo, Pepe