miércoles, 23 de diciembre de 2009

AMADA


AMADA


Amada, nombre de aliento, rosa y uva,

bao de limones exprimidos

que refrescan mi boca encendida.


Qué palabra de menta,

qué violeta delicada.

qué lisonja en los oídos.


Qué distancia de aire hasta tu beso,

qué peregrinaje hasta tus labios,

qué navegar tus ojos nocturnos

hasta la naranja encendida de tu aurora,

hasta que tú y yo estamos juntos

desde la hebilla hasta los huesos,

juntos de ola, surco o enredadera.


Tu pecho es un pozo infinito

que atraviesa con su agua mi mundo

con lenguas de fuego azul,

donde bebe mi corazón calcinado.


Qué confluencia nos trajo a amarnos,

qué pedregal flanqueado hasta tu ombligo,

que jalón nos señaló la carne,

qué placer de ser tu y yo donde se quiera,

pero para siempre unidos.


Pepe Martín

4 comentarios:

CabezaDeMonte dijo...

Palabras que llevan al amor como el el perfume a la mujer amada, palabras que guían, que recorren el camino escaso de la bocana al puerto.
Un abrazo,

Pepe Martin dijo...

Cracias Cabeza de Monte, se puede explicar esto como un arrebato, JE JE JE; Un fuerte abrazo amigo, Pepe

josep dijo...

Muy sugestivos tus versos poeta.
Llenos de lirismo y de una expresividad basada en los versos que el devenir de la vida, ora alegre, ora triste, nos va metiendo a sangre y fuego en nuestra vena poética.
Un abrazo desde España
Un servidor
Josepanton

Pepe Martin dijo...

Gracias Josep por tu estupendo comentario. asó da gusto. Un fuerte abrazo amigo, Pepe