domingo, 27 de diciembre de 2009

EL CANGREJO DE LOS CELOS


EL CANGREJO DE LOS CELOS


Me achuchaste con rabia al cangrejo de los celos

y quedó en mí el corazón en carne viva,

malherido de amor, coronado de espinas.


¿Quién lanceó al muñeco que de ti me ensalmó?

La muerte proyectó su sombra por mis barrotes.

y tu creencia estableció en mi demencias de vino.


¡Qué esfuerzo de ave hermosa por ser lobo

en el desgaste cruel de querer con exigencia!

Cuanta carne de muerto florecido ocultas,

tienes un guante de luna y otro de espinos,

cuchillo de demencia, paño de mis lágrimas,

ahora soy el hueco puro que por ti no vive,

peregrino, gimiente y sin norte por mis ojos.


Qué armario de puñales me escondió tu pecho,

qué almibarada muerte la que tu gesto guarda,

qué grande y qué perdido todo mi esfuerzo.


No pudo arrancar mi voluntad los escorpiones

de la piedra abultada que cubría tus celos.


Pepe Martín

6 comentarios:

Maria José Acuña Belaustegui dijo...

Y siguen los celos.... jajaja,buenisimo serrano, te deseo toda la felicidad, besos

simplemente karina dijo...

muy buenoooo

Pinocho dijo...

FELIZ, FELIZ, FELIZ AÑO NUEVO!!

Pepe Martin dijo...

Gracias Serranilla, de vez en cuando salen a rodar. Feliz Año Nuevo. Besitos

Pepe Martin dijo...

Gracias Karina por tu alargado elogio, Feliz Año nuevo. Besitos. Pepe.

Pepe Martin dijo...

GRacias Paisanica, cuanto tiempo sin encontrarte, me alegro de este contacto, TQM; FELIZ AÑO NUEVO, Pepe